Gobernar un país: ¿arte u oficio?

¿Se puede gobernar como se dirige un equipo de fútbol? ¿Se pueden aplicar una serie de principios, esquemas y reglas a cualquier plantilla o país? ¿Funciona? El mundo de la empresa, incluso el del deporte, parecen de acuerdo con esta propuesta, pero mantengamos una pequeña incógnita con respecto al mundo de la política.

Y es que admitámoslo, no es fácil establecer un modelo de principios con los que agarrar el timón del barco y surcar los mares, no lo es. Quizás por eso, una colega de profesión, Marta Bernasconi, nos ha regalado una particular visión de lo que supone hacerlo en una país concreto como es Italia y con un dirigente tan peculiar como es Silvio Berlusconi. Aparece en el número de la revista en la que colaboro, El Molinillo de ACOP, y creo que merece la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s