La diplomacia del deporte

….o cómo utilizar los goles para marcar una época.

Ya es oficial, estrenamos siglo. Y lo hacemos en 2015, entre otros motivos, porque como dijo el mandatario norteamericano Barack Obama hace unos días en la Cumbre de Panamá 2015, la era de ‘la Guerra Fría ha terminado’. Empieza el deshielo en las relaciones internacionales y probablemente un nuevo tiempo con otros actores públicos.

No será fácil ni se prevén cambios de calado a corto plazo, pero sí que parece que por fin se visualizan en el horizonte cambios en la escena, en el guión, en los actores y por supuesto en el papel que los líderes internacionales quieren tener a la hora de representar la escena. Así al menos se percibe analizando fotos como la de Raúl Castro y Barack Obama en la Cumbre. Y en esta foto y su posterior revelado se proyectan haces interesantes que están propiciando ese acercamiento, entendimiento y relación entre bloques antagónicos. Uno de esos haces es sin duda el deporte y más concretamente el fútbol. En este sentido, se sabe que el próximo mes de junio, el club Cosmos de Nueva York (en la que juega el ‘capitán’ blanco Raúl González Blanco) jugará un partido en La Habana contra el combinado cubano.

No será ni mucho menos la única acción en torno al deporte y la resolución de conflictos. El baloncesto, interesante que sean fútbol y baloncesto y no tanto baseball, desembarca en estos días de abril en la isla con varios embajadores de la NBA y con un lema, Basketball without borders.

Estas acciones se unen a otras iniciativas que ya se están dando en el nuevo continente, lástima que el viejo haga honor a su adjetivo, y que ponen en valor la capacidad que tiene el deporte para vencer resistencias, acercar posturas y permitir alianzas que hasta hace no mucho parecían imposibles. ¿Significa eso que los deportistas son los nuevos héroes del siglo XXI[1]? No lo creo, al menos, no son ellos los que deben activar esa primera fase del proceso. Así lo entiende la Administración norteamericana a través de su programa Sports United y así lo entendió Nelson Mandela para lanzar un mensaje político a todo el mundo a partir de la organización de la celebración del mundial de rugby en 1995. No son los únicos…también Ecuador, Colombia, Brasil están desarrollando interesantes proyectos de diplomacia deportiva, como la ha calificado con gran acierto el profesor y experto Javier Sobrino.

Muy en esta idea de la formación y de la utilización del deporte como estrategia de proyección -de eso que se conoce como marca país- te comento que el 30 de junio se va a celebrar en Bilbao el International Conference Thinking (ICOT). Distintas jornadas de reflexión en torno a la educación y ponentes de gran calado (José Antonio Marina, Howard Gardner, Edward de Bono, Robert Sternberg, entre otros…), y una de ellas, la del 30 de junio, dedicada en exclusiva al deporte. Entra en su web si quieres y allí te esperamos para compartir experiencias y casos.

 

 

[1] De todo ello precisamente hablamos en nuestro paper SPAIN´s nation branding. Sport as strategic dimension for communication in times of crises, que tuvimos la oportunidad de presentar en el último congreso de la International Association for Communication and Sports (marzo de 2015).

Anuncios

Un pensamiento en “La diplomacia del deporte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s